top of page

Lo más duro, la lactancia


La lactancia es agotadora, lo sé.


Llevo amamantando 4 años seguidos a mis hijas y en menos de un mes daré la bienvenida a un

tercero, por lo que auguro un par de años de mucha teta por delante.


Como madre y Asesora de Lactancia, siempre digo que la lactancia es lo más duro del posparto, sencillamente porque nadie nos prepara ni nos cuenta la intensidad del inicio, los miedos e inseguridades que genera tener en tus manos y que de ti dependa el bienestar de una nueva vida.


Los inicios son difíciles, el desconocimiento sobre el normal desarrollo de la misma hacen que

como madres pongamos en entredicho si tenemos leche suficiente para amamantar a nuestros

hijos.


Nos presionan con el peso del bebé y con la necesidad de suplementar cuando lo que

necesitamos como madres y mujeres es una atención completa y de calidad.

Terminar con la soledad en el posparto.


Necesitamos tiempo para nosotras y para nuestros bebés.

Disfrutar la maternidad de manera natural, con calma y seguridad.

Eso se consigue con apoyo y respeto, con una mirada de comprensión a esa mujer que tiene que

comenzar una nueva etapa en su vida.

La lactancia materna exclusiva requiere de tiempo y seguridad por tu parte.

Es una montaña rusa llena de cambios y adaptaciones de demanda.

En ocasiones agobiante y agotadora.

Pero te aseguro que además de todos los beneficios para la salud de ambos, crearéis un vínculo

mágico y potente que marcará vuestras vidas.


Recuerda que tu cuerpo es capaz de crear y alimentar vida, nada supera ese maravilloso poder

llamado MADRE.


Te dejo un retrato de mi maternidad.

En la imagen yo, junto a mis dos hijas Nora y Rita.



Paula García Otero

Asesora de Lactancia

Especialista en Anquiloglosia

307 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

留言


bottom of page