¿Podré amamantar?


Es muy común tener miedo y ansiedad con respecto a la Lactancia Materna, inclusive yo, con casi 20 años de experiencia, también me sentí así alguna vez.


Muchas mujeres creen que, al ser expuestas a una cesárea, tendrán menos leche que las que transitan un parto natural. La realidad es que esto aún no ha sido fundamentado científicamente, es más, los mecanismos por los cuales una mujer comienza a producir leche son los mismos en un parto natural o en una cesárea, y esto es cuando se produce la separación de la placenta del útero.


Otras mujeres creen que por tener pechos pequeños no podrán fabricar suficiente leche para su bebé. Esto no es así, el tamaño de los pechos está dado por el


tejido adiposo, es decir la grasa. No tiene nada que ver con la glándula mamaria, es por esto que, tanto mujeres con pechos grandes como pequeños pueden amamantar de igual manera.


Lo recomendable para producir la cantidad de leche que necesita tu bebé es la alimentación a libre demanda, es decir, cuando quiera y cuánto quiera, ya que, la producción de leche se activa con el estímulo que provoca tu bebé en el pecho. Otro punto importante a tener en cuenta es que debe colocarse bien al pecho, de poco sirve que succione el pecho si la prendida es incorrecta, y para esto es importante la información.


Si bien, en mi opinión, no deberíamos pasar por feas sensaciones, la realidad es que los mandatos sociales con respecto a la lactancia han cambiado en los últimos años y, lo que antes era algo natural del proceso de la maternidad, hoy se volvió una gran exigencia.


Considero que debemos relajarnos. Si tu elección es amamantar, es muy probable que puedas hacerlo. Existen números técnicas para aprovechar. Quizás necesites más ayuda o más tiempo, quizás no. Lo importante es que cambies el “chip” del miedo e inseguridad por el de SI, PUEDO. Si relajas tu cabeza y tu cuerpo seguramente el porcentaje de éxito será mayor. Y por supuesto te informas (como lo estás haciendo ahora).


Por último te paso un dato, la hipogalactia, es decir, la baja producción de leche materna, solo ocurre en un mínimo porcentaje de la población y por motivos muy específicos, con lo cual, relajarse e informarse parece ser la mejor opción que tenemos las mujeres que deseamos amamantar.


Cynthia Tato León

Asesora de Lactancia

Perfil de Lactadvisor

38 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo