Amamantar como tiempo libre


¿Qué? Si la lactancia no me deja hacer nada, no me baño tranquila, no como tranquila, a penas duermo y cuando crece, no puedo ir al baño, no tengo pasatiempos, amamantar es demandante, quizá esclavizante. Si amamanto a mi bebé no me da tiempo de nada.


Si estás acá es porque también te sientes identificada con las frases antes mencionadas, pero sabes, tal vez sea cierto, pero en medio de esa demanda, puedes usarlo como el mejor tiempo libre.


El tiempo libre más perfecto para ver a los ojos a tu bebé, tienes todo el tiempo del mundo para aprenderte cada rincón de tu hijo, cada expresión, todo el tiempo para admirar esa perfección qué tu hiciste y que ahora tu alimentas.


Conforme esa belleza va creciendo y ya conoces todos esos rincones puedes adecuar esos momentos a lecturas, cuentos, poemas que incrementan el enamoramiento en ambos.


Ese tiempo para leer, para tu bebé, para ti, el tiempo libre para buscar una receta que quieres hacer, algo que quieras estudiar o trabajar, ese tiempo libre que aunque sean 5 minutos, es tu tiempo, todas como mamás sabemos que esos 5 minutos son valiosísimos.


Amamantar también es tiempo libre para ti, para esa mujer súper poderosa, para esa mujer multitask que además de ser ingeniera, abogada, nutricionista, médico, cocinera, jardinera, música, animadora y demás tiene la lechita lista para su hijo y que además se toma unos minutos para disfrutar de su tiempo libre.


Si estás acá es porque también te sientes cansada, como yo, porque también sientes que es demandante, porque a veces estás triste porque no te dio tiempo de arreglarte el cabello y no dormiste bien, pero sabes, mientras escribo esto, estoy amamantando a mi hijo de 26 meses. Demandantes sí, pero este es también un tiempo libre.


May de Gramajo

Perfil de Lactadvisor

Instagram

Facebook


36 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo